Chiste bueno

Un hombre conoció a una hermosa mujer y decidió casarse con ella.

Ella le dice:


- ¡Pero, no sabemos nada el uno del otro!

Y él responde:


- No es problema, nos iremos conociendo con el tiempo.


Ella accedió.


Se casaron y se fueron de luna de miel a un lujoso resort.
Una mañana, estaban tumbados junto a la piscina cuando él se levantó, subió a un trampolín de 10 metros, realizó una perfecta demostración, de todos los saltos que existen y luego volvió junto a su esposa.


Ella le dice: - ¡Ha sido increíble!


Y él responde:


- Fui campeón olímpico de saltos de trampolín.
Ya te dije que nos conoceríamos con el tiempo'.


En esto ella se levanta, entra en la piscina y empieza a nadar, ida y vuelta a una velocidad impresionante.
Después de 30 vueltas, sale del agua y se tumba junto al marido.


Él dice:

- ¡Estoy sorprendido! ¿Fuiste nadadora olímpica ?

Y ella contesta:

- No. Fuí puta en Venecia y atendía a domicilio...

3 comentarios:

Barney dijo...

Tengo su movil, ¿Quieres quedar con ella? Yo la conocí hace tiempo...True story

Broud dijo...

Is she your mother??

Broud dijo...

Un aplauso para Fran, que ha decidido "inventarse" mil nombres para dejar comentarios, ya que le da vergüenza comentar... Uyyyy que miedo....